La relatora especial para Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Antonia Urrejola, aseguró que «las víctimas» de la brutal masacre cometida por la dictadura de Daniel Ortega «no pueden ser olvidadas” e instó a sus familiares a seguir en la búsqueda de “la memoria, la verdad y la justicia”.

“Aunque en estos días estemos en pandemia (de covid-19) y con distanciamiento social no podemos olvidar a cada una de las 328 víctimas que fueron asesinadas por los policías o paramilitares durante las protestas, por el solo hecho de ejercer su derecho a la manifestación pacífica”, expresó en un mensaje transmitido en un evento organizado por las Madres de Abril.

Urrejola afirmó que la CIDH seguirá brindando acompañamiento a los familiares de todos los asesinados durante las protestas iniciadas el 18 de abril de 2018 «no solamente en la denuncia», sino también en la búsqueda de justicia “que garantice a las víctimas el derecho a la verdad”.

“Es fundamental saber cómo y quiénes asesinaron a nuestros familiares, y también sancionar a los responsables y reparar a las víctimas”, reiteró.

La comisionada de la CIDH recordó haberse sentido impactada por la fortaleza de las familias de los asesinados, durante su visita a Nicaragua en mayo de 2018, cuando muchos apenas tenían semanas o días de haber perdido a sus seres queridos.

“Siempre me ha impactado como ustedes, frente al duelo no se quedaron inmovilizadas, sino que se han organizado y han establecido una lucha permanente para alcanzar la memoria, la verdad y la justicia”, insistió.

Piden justicia y no repetición

En el evento transmitido en Facebook Live, Mari Cruz Bermúdez, madre de Richard Pavón, uno de los primeros asesinados durante las protestas aseguró que a dos años del asesinato de su hijo, sigue demandando justicia.

“Los asesinos tienen que pagar por ese delito”, denunció. La familia de Darwing

Mayra Salinas Flores, a quien le asesinaron a su hijo Hammer García Salinas, indicó que las Madres de Abril seguirán alzando su voz «contra los atropellos y las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen Ortega-Murillo».

“Exijo al Estado que reconozca los crímenes de lesa humanidad y que todos los involucrados paguen”, manifestó.

En el evento las cantautoras Katia Cardenal y Ceshia Ubau interpretaron algunas canciones en honor a las vìctimas de la represión.

Báez pide no olvidar a los asesinados

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, afirmó en su mensaje a las Madres de Abril que los asesinados ya entraron «a la historia de Nicaragua y no se irán nunca más, nunca los olvidaremos”.

«No olviden que sus hijos, esposos, hermanos o padres que murieron víctimas de la represión hace dos años con su sangren fecundaron la historia de Nicaragua», manifestó.

Báez dijo que aunque «la dictadura ha querido arrebatarnos la historia» los hijos y familiares de las Madres de Abril «son sacramentos de esperanza, porque murieron soñando y luchando con una sociedad nueva basada en la justicia, la libertad de todos y el respeto a los derechos humanos”.

Foto principal: Confidencial

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.