Nicaragua confirmó la tercera muerte por COVID-19, un paciente de 58 años, y elevó a 11 la lista de casos confirmados en el país, reportó esta mañana Carlos Sáenz, secretario general del Ministerio de Salud (Minsa).

El paciente de 58 años, “contacto de un caso importado”, que inicialmente fue reportado como una persona en condición “delicada y estable”, falleció esta mañana por complicaciones en su salud, detalló ante los medios oficialistas el funcionario del Minsa.

“El señor de 58 años de edad, contacto con caso importado, y paciente diabético e hipertenso, presentó esta mañana una complicación aguda e inesperada, que lamentablemente condujo a su fallecimiento”, explicó Sáenz.

Además: OPS: “Nicaragua ha reducido la comunicación sobre el COVID-19”

El hombre de 58 falleció tres días después de que las autoridades sanitarias del país confirmaran que era positivo de COVID-19. “Llevamos entonces desde el 11 de marzo, tres hermanos fallecidos por complicaciones de salud previas, agregadas al COVID-19”, reconoció el secretario general del Minsa.

El primero, un hombre de 47 años, falleció el pasado 26 de marzo, seis días después de confirmarse positivo con coronavirus, y según las autoridades de salud tenía enfermedades crónicas preexistentes.

Hace cinco días, el pasado 18 de abril, el Minsa reportó que una persona de 64 años ingresado desde el 7 de abril en un hospital privado, se convirtió en la segunda persona en fallecer, tras ser confirmado con coronavirus. Su caso, el octavo en confirmarse, fue reportado oficialmente tres días después, es decir el 10 de abril.

La Lupa conoció que, el segundo paciente se complicó con una “neumonía bacteriana”.  “Lo que ellos tienen es una neumonía viral, encima de eso se pueden contaminar con alguna bacteria, que fue lo que le pasó a este señor”, dijo la fuente médica.

El régimen anunció que continuará con la visita casa a casa dando a conocer las medidas preventivas ante el virus.

NUEVO CASO

En su acostumbrado monologo, el secretario general del Minsa insistió que en Nicaragua solo tenemos “una persona con COVID-19”, sin señalar que a la fecha 11 personas han sido infectadas por el virus.

El caso número 11 se trata de un hombre de 68 años, “contacto con caso importado, que se encuentra delicado y estable”, dijo Sáenz.

Los primeros casos de COVID-19 registrados en Nicaragua fueron “importados”. Desde el 18 de marzo, cuando la vocera del régimen, Rosario Murillo, informó del primer paciente hasta el 31 de marzo, cuando la cifra ascendía a cinco positivos, se conoció que los contagiados importaron el virus de países como Panamá, Colombia y Estados Unidos donde ya había brotes considerables.

Posteriormente, entre el 5 y el 8 de abril, el Minsa confirmó dos casos “importados” de los cuales no detalló procedencia. A partir del 10 de abril, la autoridad sanitaria señaló que las personas confirmadas con el virus era “contactos de caso importado”, es decir casos no importados.

También: CNU ordena reanudación de clases, mientras universitarios temen regresar por COVID-19

A la fecha, el Minsa no reporta “transmisión local comunitaria”, pero mantiene a 15 personas en “cuido y monitoreo responsable y permanente”, quienes pudieron tener contacto con pacientes positivos, pero no se informa si ya les practicó la prueba.

Esta semana, la Organización Panamericana de la Salud, (OPS), aseguró que “la interacción de Nicaragua con la OPS se ha reducido, específicamente respecto a COVID-19”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.