En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Alemán Nicaragüense se encuentra el preso político Uriel Pérez, denunciaron sus parientes, quienes se enteraron hasta este martes que el encarcelado político fue internado con neumonía severa desde el sábado nueve de mayo.

Pérez tenía programado este martes, 12 de mayo, audiencia de juicio oral y público, pero no fue llevado por el Sistema Penitenciario, por lo que los parientes, junto a miembros de la Asociación de Víctimas de Abril (AVA) decidieron preguntar por él en el Hospital Alemán Nicaragüense, pues les habían comentado rumores de que había sido sacado de su celda desde el fin de semana.

«Nosotros lo fuimos a buscar porque no lo llevaron a la audiencia. Lo encontramos en el Alemán, está grave, está intubado», denunció Silvana Pérez, madre de Uriel.

Diana Lacayo, miembro de AVA, explicó que cuando consultaron en el Hospital Alemán -luego de esperar tres horas- fueron comunicadas con un funcionario vía telefónica y se les indicó que Pérez se encontraba en UCI desde el sábado con síntomas de «neumonía severa».

«Dijeron que estaba en cuidados intensivos, que estaba estable en cuanto a su diabetes que padece, pero que le costaba respirar por la neumonía severa que él presenta… Me dijeron que lo llevaron desde el sábado por la tarde», detalló Lacayo.

A los parientes además les indicaron que no pueden pasar a verlo y que el preso político no está comiendo, por lo que les pidieron que se limiten a llevar kit de aseo personal que pueden ser entregados por las tardes.

Lacayo explicó que en el hospital Alemán las madres y parientes de pacientes internados son tratados como sus familiares estuvieran encarcelados, pues solo pueden pasar la comida, ropa y kit de aseo a través de enfermeros que llegan por ellos, pero no les dejan ver a sus hijos, hermanos, tíos o padres.

Demandan libertad

La madre del preso político suplicó ayuda para que su hijo y todos los presos políticos sean liberados. «Le pido a Daniel Ortega que los libere, que me ayude a que lo atiendan a mi hijo, que libere a todos los presos que están con calentura, ahí no hay nada para curarlos, ahí se van a morir si no los sacan, al Nuncio también le pedimos que nos ayude… señor presidente póngase la mano en la conciencia», dijo Pérez ante las cámaras de los medios de comunicación y frente a los defensores de derechos humanos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Además, exigió la verdad sobre la situación de salud de su hijo, pues no cree en lo que le dijeron en el Alemán. «Solo dijeron que era neumonía severa, que siempre estaba estable. Cree que uno es dundo! Nadie se la va a creer», sentenció.

Los defensores de derechos humanos de la CPDH aprovecharon la comparecencia para recordar que, desde antes de la pandemia del COVID-19, que según las cifras oficiales del Minsa ya cobró la vida de ocho personas, han venido exigiendo la libertad de todos los presos políticos. Además, abogaron porque se garantice el derecho a la vida del reo político Uriel Pérez, pues apuntaron que el manifestante se enfermó en manos de las autoridades y son ellos responsables por la vida de él.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.