En una nueva embestida del régimen, la Policía sandinista se tomó las instalaciones del Movimiento de Mujeres «María Elena Cuadra», que dirige la feminista y activista de derechos humanos, Sandra Ramos.

«El Cenidh condena enérgicamente la agresión en contra del movimiento María Elena Cuadra. En estos momentos policías armados y en actitud amenazante están impidiendo a los trabajadores que ingresen a las oficinas», señaló en su cuenta de Twitter el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cendih).

El movimiento fue fundado en 1994 y desde entonces Ramos se ha caracterizado por alzar su voz en defensa de las mujeres.  La feminista y exdirigente sindical fue una de las voces más críticas de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia durante el fallido diálogo con los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Dennis Darce de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) mencionó que estarán en alerta en caso que esta embestida signifique que el régimen «pretende atacar otras organizaciones».

 

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.