Familiares del excarcelado político Wilfredo Brenes confirmaron junto a abogados de la organización Defensores del Pueblo la nueva detención ilegal de la que fue objeto su pariente el jueves 30 de abril, entre las 5: 00 y 5:30 de la tarde, mientras este se encontraba en su negocio de venta de pollos asados en Masaya.

Otra de las excarceladas políticas recapturadas fue Karla Escobar, también habitante del barrio Fox, Masaya, según denunciaron desde la organización Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras).

El abogado Julio Montegro se presentó hasta las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial en horas de la mañana de este viernes, junto a la madre de Brenes, Petrona Domínguez, puesto que en la delegación Masaya no daban razón del paradero del excarlado político.

La primera detención de Brenes ocurrió en enero de 2019, cuando la Policía allanó su casa, ubicada en el barrio Fox de Masaya. El comerciante pasó cuatro meses encarcelado injustamente sin que se girara acusación en su contra.  Sin embargo, tres meses, el 22 de agosto, fue recapturado cuando fue interceptado en la rotonda de Tisma por un grupo de agentes antidisturbios de la Policía del régimen de Daniel Ortega. No obstante, en esa ocasión fue liberado 48 horas después. Además, fue detenido en noviembre del año pasado cuando intentaba pasar agua a madres que se encontraban en huelga de hambre en la Iglesia San Miguel de Masaya.

Esta nueva recaptura, que ocurrió el 30 de abril de 2020, se convertiría en la cuarta ocasión que Brenes es detenido sin justificación alguna por la Policía. El abogado Julio Montenegro calificó el acto de ilegal y político, pues considera que estas recapturas injustificadas son porque Brenes es opositor.

Pariente de Wilfredo Brenes se presenta, en compañía del abogado Julio Montenegro, a conocer la situación de detención de excarcelado político recapturado. Foto: Cortesía.

El excarcelado político Brenes ha sido señalado, en todas las ocasiones que ha sido detenido, de ser quien dirige la explosión de bombas, en horas de la noche, en Masaya. Sin embargo, no ha habido ningún proceso judicial donde se lo demuestren.

La madre de Brenes afirmó que su hijo solo se ha dedicado vender en su negocio y detalló que, al ser recapturado, lo encontraron «ahí vendiendo pollo».

«Llegaron dos camionetas de antimotines, lo agarraron, lo volaron en la camioneta y a la muchachita que le ayuda a él, que tenía un cangurito donde tenía el dinero de lo que habían vendido, vinieron y, una mujer se devolvió, le pusieron un AK en el cuello para quitarle el dinero a la niña de 13 años», denunció Domínguez.

Además denunció el asedio del que han sido objeto, desde hace más de tres semanas, en su casa de habitación en el Barrio Fox y aseguró que personas a fines al régimen orteguista pasaron, hace dos semanas, por el puesto de su hijo diciéndole que «ya sabemos que sos vos el que estás mandando a tirar bombas».

Sin embargo, su hijo respondió que él no tiene tiempo para eso porque está dedicado a su negocio de venta de pollo. La demanda de la madres es que liberen a su hijo, nuevamente, porque no ha cometido ningún delito.

El abogado Montenegro afirmó detalló que, en El Chipote, no le dieron mayor información del por qué de la detención, pero se les confirmó que ahí tenían a Brenes y se le permitió pasarle objetos personales.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.