La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) hizo público su informe de coyuntura  abril 2020. Aquí le presentamos las cinco cifras más negativas que se proyectan dejará la situación de crisis sociopolítica y de pandemia que enfrenta Nicaragua.

Contracción económica

El efecto de la pandemia del COVID-19 ya se empieza a percibir en Nicaragua. Las bajas, ventas y negocios cerrados se han vuelto una constante en las últimas seis semanas. Las proyecciones del Funides sobre la actividad económica en Nicaragua es que habrá una contracción mayor a la proyectada, por ellos mismos, en noviembre de 2019.

En noviembre de 2019 el Funides había estimado una contracción de -1.1 por ciento, tras los más de 16 meses de crisis sociopolítica que ya enfrentaba Nicaragua. Sin embargo, ahora con la pandemia del COVID-19 lo han reconsiderado y consideran que esta será de entre -6.5 y -13.7 por ciento.

Desempleo

El efecto de la contracción de las actividades económica debido al COVID-19 y a los meses que se vienen arrastrando de crisis sociopolítica, según Funides, también se verá reflejado en el aumento del desempleo en Nicaragua.

«Se estima que la tasa de desempleo abierto aumente de 6.6 por ciento en 2019 a entre 7.3 y 9.2 en 2020», indica el informe de Coyuntura de Abril del Funides.

Además, detalla que ese 7.3 y 9.2 podría traducirse entre 25 mil y 89 mil nuevos desempleos en este año.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima, según lo citado por Funides en el informe,  que «se perderían alrededor de 24.7 millones de empleos en el mundo para el año 2020». Mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) considera que la tasa de desempleo en la región, como consecuencia del COVID-19, alcanzaría el 11.5 por ciento, equivalente a 37.7 millones de personas.

Remesas

Ese grave aumento en el desempleo en el mundo, especialmente en América Latina, impactará directamente en uno de los principales ingresos que tiene  Nicaragua con las remesas, según la proyección del Funides.

La estimación apunta que esa recesión global disminuiría las remesas enviadas a Nicaragua, desde Estados Unidos, Costa Rica, España y Panamá, entre 5.1 y 18.0 por ciento.

Pobreza

El aumento en el desempleo tiene un efecto directo en los niveles de pobreza que se registran en el país. El Funides estima que la tasa de pobreza en general en Nicaragua aumentará de 28.2 por ciento en 2019 a un rango de 32.2 y 36.9 por ciento en 2020.

Los investigadores de la Fundación apuntan que esos altos porcentajes proyectados se traducirían entre 2.1 y 2.4 millones de personas vivirían con U$1.76 o menos al día.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.