La Arquidiócesis de Managua advirtió nuevamente a los fieles católicos permanecer “encerrados” por la pandemia del COVID-19. En un comunicado, exhortan a la población a evitar todo tipo de actividades masivas, particularmente las procesiones de las fiestas patronales, que los exponga de manera directa a un posible contagio.

El comunicado se emite en momentos que se acerca la celebración de las fiestas patronales en algunas zonas del país. “Les exhorto  que  en las actividades de índole religiosa con motivo de las festividades patronales debe prevalecer el ambiente de oración, de recogimiento y sobriedad. Evitando toda actividad que exponga la vida de los fieles”, dice el comunicado de la Arquidiócesis firmado por el cardenal Leopoldo Brenes.

El cardenal Brenes, insistió que en estos tiempos de emergencia sanitaria que vive el mundo entero, incluyendo Nicaragua donde las autoridades sanitarias confirman 13 casos de coronavirus, se suspenden las procesiones, actividades que “no deberán realizarse por precaución ante la posibilidad de contagio” de COVID-19 entre los fieles.

“Todas las actividades parroquiales masivas debemos posponerlas para otro momento oportuno (…) Las eucaristías en estas festividades deben realizarse sin presencia de fieles”, insistió Brenes en el comunicado dirigido a los sacerdotes, consagrados y fieles.

Desde el pasado 26 de marzo, previo a la Semana Santa, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) suspendió todo tipo de actividad religiosa, incluyendo las misas de forma presencial. Aunque la CEN en sus primeros comunicados insistió a los fieles que era el momento de quedarse en casa, el régimen en un afán de desafiar a los jerarcas de la iglesia católica invitó a diferentes actividades litúrgicas masivas que exponían a la población.

Desde la CEN, incluso se invitó a los fieles a seguir con “estricta responsabilidad las medidas recomendadas por los organismos internacionales para la salud” para intentar frenar la pandemia en nuestro país.

PERMANECER EN CASA

El comunicado de la Arquidiócesis de Managua coincide con el llamado que este martes hizo la vocera del régimen, Rosario Murillo, para empezar a tomar medidas de distanciamiento social y otras acciones que ayude a evitar el contagio.

Los especialistas en salud señalan que a partir de las  próximas semanas los nicaragüenses podrían ser testigos de un repunte de COVID-19. Ante esos anuncios, el jerarca de la iglesia católica insistió que es necesario permanecer en casa.

 “El mundo entero y nuestra amada nación atraviesan momentos tristes y de incertidumbre por la pandemia del coronavirus. Aunque el tiempo de permanecer encerrados en nuestras casas nos parece eterno, y las medidas de precaución para quienes deben salir a sus labores, parecieran a veces innecesarias; pensemos que es mejor prevenir antes que lamentar”, puntualizó Brenes.

+ posts

Periodista con 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita.
Graduada en Filología y Comunicación en la UNAN-Managua. Productora y presentadora del programa de corte agropecuario: AGROTV (2015). Desde 2019 escribe para medios de comunicación digitales que surgieron a raíz de la Rebelión de Abril en Nicaragua.