La Diócesis de Estelí, dirigida por el obispo Abelardo Mata, emitió este miércoles un comunicado en el que aseguran que Denis Obando, señalado de ser un falso sacerdote, «no fue ordenado» en esa diócesis, «no forma parte del presbiterio» y «no está incardinado en ese territorio eclesiástico».

La comunicación de la diócesis de Estelí se da luego que el diputado sandinista Wilfredo Navarro, quien también ha señalado a la iglesia católica de «golpista», asegurara que el obispo Abelardo Mata introdujo a un falso sacerdote en la diócesis de Estelí.

«Yo no sé porque no hay un regaño por parte de la Conferencia Episcopal contra este señor (Abelardo Mata), porque introdujo a un falso sacerdote y él lo está protegiendo en Estelí», dijo Navarro, en una entrevista con medios oficialistas de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Navarro agregó que «con la actuación de (Abelardo) Mata no podemos estar seguro de que alguien que anda con una sotana es un verdadero cura y no un terrorista», tal como ha llamado a los sacerdotes que han sido críticos a los crímenes de lea humanidad cometidos por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra un pueblo desarmado.

NUNCA FUE ORDENADO COMO SACERDOTE

La Diócesis de Estelí explicó, en el comunicado firmado por el obispo Mata, que Denis Obando tocó las puertas de la Diócesis, pidiendo una oportunidad para trabajar de cara a una posible incardinación, por lo que, como Diócesis confiaron en su palabra y se le dio la oportunidad «con el compromiso de traer las letras que acrediten su ordenación».

Sin embargo, después de las solicitudes que establece el derecho canónico y la falta de respuesta de Obando, la Diócesis decidió informar que, «por no haber colaborado para hacer efectivo lo mandatado por el canon 267, en el proceso a seguir para la incardinación», Obando «no forma parte de ese presbiterio, no fue ordenado en esa diócesis y no está incardinado en ese territorio».

La Diócesis advirtió que cualquier carnet que Obando presente a nombre de la diócesis de Estelí «no es válido».

El acoso contra la Iglesia Católica de parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo se han intensificado en los últimos 17 meses. Las iglesias han sido saqueadas, atacadas y permanecen asediadas por paramilitares y agentes de la policía orteguistaquienes toman fotografías y videos de los feligreses violentando la libertad de culto.

El falso sacerdote fue identificado en Danlí, Honduras donde podría podría enfrentar cargos legales por los delitos de usurpación de funciones y suplantación de personas, que según la ley hondureña puede enfrentar prisión entre dos a tres años.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.