Aunque el viernes la Alianza Cívica anunció para este lunes la reanudación de las reuniones con la representación del régimen Ortega Murillo, de no haber una respuesta a la posición de participación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y los garantes internacionales, no habrá encuentro.

“Lo toral es eso y es lo que nos tiene parados”, refirió uno de los participantes por la Alianza Cívica, tras indicar que mientras no resuelvan eso no continuarán.

“Seguiremos esperando”, dijo la fuente quien explicó, que el viernes los representantes del régimen suspendieron el encuentro para ir a consultar.

Aclaró el informante que en cuanto a la participación de los obispos aceptarán a quienes designe la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

Hasta ahora el cardenal Leopoldo Brenes y el Nuncio Apostólico únicamente estuvieron presentes el primer día, de los tres, que se han reunido para establecer lo que han llamado como “hoja de ruta”.

Aparentemente Brenes “quiere ir y los obispos no lo dejan ir solo y el gobierno no quiere compañía y nosotros no aceptamos seguir sin la CEN”, refirió el informante.

El propio Brenes aseguró este domingo que solo asistió durante el primer día cuando señaló: “me di cuenta que prácticamente me invitaron para la oración”.

Régimen busca ganar tiempo

El analista político José Dávila, considera que con esto el régimen busca ganar tiempo y evadir las sanciones tanto de Estados Unidos, como de la Unión Europea (UE), y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Dávila señala, que los mediadores y garantes no pueden estar ausentes, en una negociación “después de esta crisis tan grave”.

Y cree que cuando una parte no está de acuerdo con la presencia de estos, significa que “no están interesados en llegar a acuerdos a fondo y genuinos, tampoco están interesados en cumplir “.

Los sigue acusando “de golpistas”

Para la excomandante guerrillera Dora María Téllez, aparentemente “el pegón” radica en que Daniel Ortega “insiste en seguir acusando a los obispos de golpistas” y no acepta a la mayoría de los obispos de la CEN, aunque “él mismo los había pedido”.

Además, considera que Daniel Ortega “siempre va a querer ganar tiempo en una negociación”, para llegar hasta el 2021 en el poder.

Por ello, estima que la Alianza Cívica está en un gran dilema, en cuanto a estar claros que “la negociación tiene que ser rápida, que tiene que ser consistente y tiene que responder a las necesidades de los nicaragüenses”.

Téllez recuerda, que la participación de los obispos y de los garantes, es una exigencia de los nicaragüenses por considerar que Ortega “es un tramposo”.

Por tanto, se necesita garantes desde el principio de la negociación cuando se habla de agenda, para que la misma sea creíble.

No obstante, Téllez estima que la Alianza Cívica no se puede precipitar en sus decisiones, en esta espera del plazo, sobre todo demostrar que “el pueblo está dispuesto a negociar y Ortega es el que no quiere hacerlo”.

*Esta nota ha sido publicada originalmente en ObreradelaTecla, medio aliado de lalupa.press

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.