En una misiva que por su aspecto húmedo y arrugado tuvo aparentes problemas para filtrarse del penal La Modelo,  los presos políticos denunciaron que el reo Max Cruz, de 58 años, puede perder su pierna derecha por falta de atención médica.

La carta señala que Cruz, quien tiene una herida en su pierna derecha producto de un impacto de bala que recibió cuando grupos paramilitares lo detuvieron ilegalmente en su casa en la Isla de Ometepe, urge de atención médica pues su herida supura pus y aparentemente tiene gangrena.

“Se encuentra mal de salud, presenta dolores fuertes que no lo deja dormir, tanto que le causan llanto”, revela el documento. Karla Patricia Salazar, cuñada del privado de libertad, denunció que tampoco se le ha permitido ingresar medicamentos, ni los materiales de reposición para limpiar sus heridas.

Durante 53 días, Cruz estuvo ingresado en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, en Managua, antes de regresar al penal donde por la falta de atención médica y ante la falta de condiciones de salubridad, sus heridas se infectaron.

Cruz fue detenido el 8 de octubre en Altragracia, Ometepe, y es procesado por el delito de homicidio en grado de frustración. La audiencia estaba programada para el 14 de febrero pero fue suspendida y reprogramada para el próximo primero de marzo.

El reo es hermano de Iván Cruz, quién no soportó vivir bajo el asedio, acoso, persecusión y represión de la dictadura por lo que se privó de la vida.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.