Julio Montenegro, director de la oficina de abogados independientes Defensores del Pueblo, denunció que por tercera vez se aplazó el inicio del juicio para el reo político, Denis Javier Palacios Hernández, en el que la autoridad judicial atribuyó, el tiempo de demora, a motivos de «fuerza mayor» como lo hiciera en otras dos ocasiones.

«Los jueces están abusando de la figura de la fuerza mayor para atribuir el tiempo de demora del proceso a los reos», subrayó el defensor de los Derechos Humanos. Al atribuir el tiempo de demora a los acusados, se interrumpe el tiempo máximo de duración del proceso, que de acuerdo al Código Procesal Penal (CPP) no debe exceder de tres meses cuando el acusado está en la cárcel.

«La doctrina penal establece que la fuerza mayor, es cuando por ejemplo, hay un desastre natural que impide el traslado del reo al tribunal o bien porque hay una convulsión social y por razones de seguridad no se puede llevar al procesado a la audiencia ante el juez», explica el abogado Julio Montenegro.

La foto del artesano Denis Palacios, quien tiene más de 90 días preso sin derecho a juicio.
De Herodes a Pilatos

El artesano Denis Javier Palacios Hernández, de 31 años, se encuentra en las cárceles de la dictadura, desde el 23 de julio del 2019, es decir que a la fecha ha sobrepasado el tiempo máximo de duración del proceso que es de 90 días.

La Fiscalía le atribuye el delito de portación y uso de armas restringida, aunque inicialmente fue acusado en los juzgados de Masaya, donde la jueza Ruth Chamorro se declaró incompetente, alegando que los hechos atribuidos al hombre originario de esa ciudad, están relacionados con las protestas que iniciaron en Nicaragua en abril del 2018.

Esa es la razón de por que pasó al Juzgado séptimo distrito penal de juicio de Managua, donde el juez Melvin Leopoldo Vargas García, después de tener el expediente varias semanas y programar dos veces el inicio del juicio, decidió declararse incompetente y retornó el expediente al Juzgado de Juicio de Masaya

Acusación inverosímil

En el escrito acusatorio la Fiscalía señala a Denis Palacios de haber lanzado una bomba de contacto frente a los pozos de la estatal Empresa Nicaragüense de Acueducto y Alcantarillado (Enacal) en Masaya, la madrugada del 27 de julio del 2019.

Sin embargo, Denis Palacios está en prisión desde cuatro días antes de ese hecho «porque él se presentó voluntariamente el 23 de julio a la Policía de Masaya, en atención a una cita que le llegó un día antes ( 22 de julio)», indicó el director de la organización Defensores del Pueblo».

El inicio del juicio fue reprogramado para el próximo 22 de noviembre de 2019.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.