Al menos, unas 80 actividades turísticas ha planificado el régimen Ortega-Murillo, entre el cuatro y el 12 de abril, como parte de la celebración de Semana Santa, mientras los países centroaméricanos edurecen las restricciones de movilidad, y alrededor del mundo otras naciones se preparan para prolongar la cuarentena hasta finales de marzo para frenar el contagio del covid_19.

Los eventos estan siendo promovidos en los medios oficialistas como una «semana cargada de sabor, cultura, tradición, recreación», pero que además incluye actividades político partidarias, con aglomeración de personas, como las registradas esta semana en la inauguración del puente ‘Paso de Panaloya’.

Nicaragua registra, oficialmente, cinco casos confirmados de coronavirus, de los cuales uno ha sido dado de alta, un segundo falleció y tres aun se mantienen bajo vigilancia médica. Un dato que altera el registro de países vecinos como Costa Rica cuenta 375 casos con dos fallecidos y Honduras 222 casos positivos y 15 fallecidos, mientras los países de la región mantienen sus fronteras cerradas y recrudecen las medidas de movilización a lo interno de sus naciones.

Sol, playa y arena

El evento de mayor convocatoria organizado por el régimen Ortega-Murillo, es el “Summer Music Fest 2020”, programado a realizarse del nueve al 12 de abril, organizado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), e incluye a una variedad de artistas nacionales a concentrarse en las diversas playas del país para disfrutar del «sol, playa y arena».

Te puede interesar: Exiliados nicas en Panamá denuncian desprotección frente a COVID-19

María Eugenia Mayorga, presidente de la Red de Mujeres Empresarias de Nicaragua (REN), aun cuando el sector comercial esta resultando fuertemente golpeado, considera que las acciones del régimen son “imprudente” frente a una pandemia que ha cobrado la vida de más de 58 mil personas en el mundo.

“Las actividades recreativas se tienen que cancelar como lo ha hecho toda Latinoamérica y los diferentes países del mundo, aquí estamos haciendo lo contrario, en vez de pedirle a la gente que no salgan y les pedís que salgan a las calles y que se aglutinen estás siendo irresponsable como líderes de nación”, considera Mayorga, quien insiste en la suspensión de actividades masivas.

“Si lo hacen es porque sus negocios y su familia están en juego, que salgan a producir su día a día con las medidas correspondientes, pero no a actividades masivas, no a actividades donde hay conglomerados de personas y más bien se vayan a exponer innecesariamente ante la pandemia”, dijo en alusión a los trabajadores por cuenta propia.

Trabajadores del Estado en vacaciones

Las actividades están a tono con la comunicación de la vocera del régimen sandinista, Rosario Murillo, que este jueves informó el calendario de vacaciones de Semana Santa en la que los trabajadores del Estado saldrán este cuatro de abril y regresaran a sus labores el miércoles 15, extendiendo todavía más el periodo.

El programa de verano contempla este fin de semana una misa campal en las ruinas de León Viejo y La Paz Centro, sin tomar en cuenta que las autoridades de la Iglesia Católica suspendieron las actividades presenciales para evitar el contagio de sus fieles, pero también promueve la realización de una Feria de Cuaresma, a realizarse en el Parque Nacional de Ferias, «en un ambiente de mucha alegría y unidad familiar», según la publicidad del evento.

Además: ¿Cómo enfrentar la autocuarentena? Estos son los consejos de las especialista

El régimen Ortega-Murillo, desde el inicio de la pandemia no ha dejado de convocar a actividades masivas. Esta semana, además de inaugurar un puente en la ciudad de Malacatoya, ha realizado inauguraciones de calles en Managua, recorridos de brigadas de lavado de mano, simulacros multiamenazas, conciertos, ofrendas florales en León y la caminata ‘Amor en tiempos de covid_19 del 14 de marzo.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.