Las calles de Masaya lucían vacías al igual que los Centros de Votaciones a las 7 de la mañana que inició las votaciones catalogadas por organismos nacionales e interncacionales como “una farsa”.

En el centro de la ciudad, un cordón policial rodeaba los Centros de Votación ubicados en la escuela Humberto Alvarado y el Instituto Central Carlos Vega Bolaños. En ambos lugares juntos había menos personas que los asistentes a la primera misa celebrada a esa hora en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, ubicada a unos metros de los centros de estudios.

Después que dio inicio el sufragio, el comisionado general Luis Barrantes jefe del departamento de Masaya, ingresó al instituto central, escoltado por miembros de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (DOEP). La presencia policial «supervisando» dentro de los Centros de Votación ha sido denunciada en diferentes ciudades del país.

Establecimientos comerciales cerrados

El comercio que abre sus puertas los domingos, estaba cerrado. Igual que la mayoría de establecimientos que van hacia el mercado Ernesto Fernández de esa ciudad. Incluso en la entrada de ese centro popular, algunos módulos estaban vacíos.

La Lupa realizó un recorrido por la ciudad y se pudo constatar que los diferentes barrios estaban vacíos y muchas casas permanecían con las puertas estaban cerradas. En las calles se vio la circulación de unidades de la Cruz Roja, Bomberos y ambulancias del Estado.

En algunas zonas de Masaya, se confirmó la presencia de grupos sandinistas que visitaban casa a casa para invitar a la ciudadanía a votar.

Lea: Periodistas de Nicaragua demandan su derecho a informar libremente este 7 de noviembre

Ni la presencia de los trabajadores del Estado que tenían la orden de sus superiores de presentarse a votar temprano logró dar la apariencia de Juntas Receptoras de Voto (JRV) con participación del pueblo.

Muchas calles de Masaya lucen vacías en el día de las votaciones. Foto: La Lupa

Presionan a trabajadores públicos

Un trabajador del Estado que pidió omitir su nombre por temor a represalias dijo que la orientación que recibieron en la institución donde labora, fue que a las 10:30 de la mañana, todos tenían que haber votado. Además tenían que avisar cuando cumplieran.

Otro trabajador comentó que había un encargado en su institución para estar llamando y enviándoles mensajes para presionarlos a que se presentaran a votar. En este centro, se designó como en otros procesos electorales, personal para ir a traer a trabajadores a sus casas y llevarlos a los centros de votación.

“No hay mucha gente votando, creo porque estuvieron llamando a no ir. Además la gente cree que si uno participa, nada va a cambiar”, comentó una ciudadana de Masaya que no ejercerá su derecho al voto.

Retuvieron por 2 horas a periodistas

Desde el inicio de la jornada electoral, el periodista Noel Miranda denunció que unos policías y fanáticos del régimen de Ortega-Murillo lo obligaron a retirarse del Centro de Votación ubicado en la Villa Bosco Monge en Masaya.

La organización de Periodistas y Comunicadores Independientes (PCIN) emitió una alerta por la retención de Mileydi Trujillo y Délvin Martínez, directores de la plataforma “Masaya al Día”, quienes se desplazaban en la cobertura periodística al momento que una patrulla los retuvo, y los trasladó a la delegación donde permanecieron aproximadamente 2 horas, para después ser liberados.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.