Dos j贸venes relatan c贸mo vivieron la separaci贸n familiar y el reclamo justo por dinero para subsistir

Gabriel ten铆a que ir cada quincena a la casa de su pap谩 para pedirle el dinero de la pensi贸n alimenticia o aunque sea un 鈥渁porte鈥 para sus gastos personales. Su pap谩 deb铆a darle mil c贸rdobas en cada encuentro, de acuerdo con la sentencia del juez, es decir, dos mil c贸rdobas mensuales. Pero siempre le daba 500 c贸rdobas quincenales o menos. En ocasiones no le daba nada y le dec铆a que volviera en unos d铆as, o lo rega帽aba cuestionando la forma en que su mam谩 administraba el dinero, pues seg煤n su pap谩, con mil c贸rdobas mensuales deb铆a bastar para su alimentaci贸n y 鈥渢odo lo dem谩s鈥, es decir, su educaci贸n, salud, vestimenta, vivienda y el resto de elementos para su sobrevivencia.

Desde los 14 a帽os hasta los 18, Gabriel vivi贸 la misma situaci贸n con su pap谩 dos veces al mes. No iba a pedirle la pensi贸n voluntariamente, pero su mam谩 lo mandaba a rega帽adientes, ya que ella y su pap谩 se peleaban cada vez que se miraban, relata.

En ocasiones, no iba donde su pap谩 y se iba a jugar f煤tbol con unos amigos, despu茅s en la tarde regresaba a su casa y le dec铆a a su mam谩 que su pap谩 no hab铆a dado nada. Seg煤n Gabriel, no hab铆a ninguna diferencia. 脡l ya sab铆a la respuesta. Si su pap谩 le regalaba ropa o zapatos, lo invitaba a salir a comer o le daba algo 鈥渆xtraoficial鈥 a lo que acostumbraba, tampoco daba la pensi贸n. Sus excusas siempre eran 鈥渆stoy endeudado鈥, 鈥渢engo que darle tambi茅n a tus hermanos鈥, 鈥渧os no ten茅s tantos gastos鈥 o 鈥渘o tengo dinero鈥.

Gabriel, ahora es un joven de 21 a帽os que trabaja de dependiente en una tienda de ropa en Multicentro Las Brisas, y los s谩bados cursa el primer a帽o de contabilidad en la Universidad Nacional Aut贸noma de Nicaragua (UNAN-Managua). Sus padres se separaron amistosamente cuando ten铆a 13 a帽os, siendo hijo 煤nico. Durante los primeros seis meses de la separaci贸n su pap谩 le daba dinero a su mam谩 para la alimentaci贸n, pero despu茅s dej贸 de pagar, por lo que su mam谩 decidi贸 demandarlo. Despu茅s de la demanda, su mam谩 y su pap谩 siempre se peleaban, as铆 que 茅l fue el intermediario para recoger la pensi贸n, pensi贸n que su pap谩 poco a poco dej贸 de pagar.

Su familia siempre fue de ingresos bajos. Su mam谩 se dedicaba al trabajo dom茅stico y su pap谩 era taxista, pero no recuerda discusiones sobre el dinero, hasta que se separaron. Debido a los bajos ingresos de su mam谩 y el poco dinero que daba su pap谩, comenz贸 a trabajar para cubrir sus propios gastos y aportar econ贸micamente en su casa. Primero trabaj贸 de ayudante en una pulper铆a despu茅s de clases. Desde los 16 comenz贸 a trabajar transportando productos de venta en el mercado y cuando cumpli贸 18, comprendi贸 que su pap谩 nunca le iba a dar nada voluntariamente, as铆 que dej贸 de 鈥渞ecordarle鈥 sobre la pensi贸n. Por su trabajo, comenz贸 la universidad tres a帽os despu茅s de salir de la secundaria, a los 20 a帽os.

En la Villa Miguel Guti茅rrez, ambos son conocidos por tener un puesto de tortiller铆a y leche agria, en el que venden sus productos desde las cinco de la ma帽ana, para poder subsistir. Aunque nunca se le pidi贸 que trabajara antes de su adultez, expone que se sent铆a agobiado de ver a su mam谩 preocup谩ndose por los gastos de la casa o tener que recortar los alimentos cada quincena.

 

鈥淓lla nunca me dijo que me hiciera cargo de la casa, pero me sent铆a responsable. Intentaba hacer malabares entre la escuela y el colegio, y si pod铆a ayudar en la casa, entonces lo iba a hacer, porque yo no iba a seguir rog谩ndole a mi pap谩鈥, expresa.

 

Mientras tanto, el resto de elementos para su crianza como los cuidados, reuniones en el colegio, emergencias m茅dicas y dem谩s, siempre fueron cumplidos por su mam谩, quien tiene ahora 52 a帽os y sigue trabajando sin parar para poder llegar a las quincenas.

 

Padres involucran a los hijos/as

El abandono paterno y la falta de responsabilidad econ贸mica por parte de los padres, tiene afectaciones psicol贸gicas y de comportamiento en los menores de edad, especialmente si se les involucra en estos problemas, indica la psic贸loga Alejandra Moreira.

 

鈥淟os ni帽os y adolescentes necesitan el amor, la protecci贸n y seguridad de sus padres, y si uno de los dos no lo est谩 dando, eso va a afectar psicol贸gicamente a los ni帽os. Si la mam谩 comienza a decir: 鈥榤ira a tu pap谩 que irresponsable, no da el dinero鈥, el ni帽o se siente abandonado. Afecta m谩s cuando los adultos involucran a los menores en los problemas, porque no solo afecta la conducta del padre ausente, sino tambi茅n la molestia de la mam谩 y la situaci贸n econ贸mica que se est谩 viviendo en casa鈥, explica la psic贸loga.

 

Las afectaciones de los menores se puede manifestar en el aislamiento, calificaciones escolares bajas, problemas de atenci贸n, ataques de ira o de tristeza, rebeld铆a, as铆 como de intentar imitar el rol de sus padres.

 

鈥淓so lo he visto muchas veces en mi trabajo. Los adolescentes en las sesiones me dicen que no tienen comida en su casa, o que la comida est谩 completa, que su pap谩 no est谩 dando (dinero). Muchas veces intentan crearse el rol del pap谩 que no est谩 en la casa y asumen ese rol de cuidar a la mam谩 y a los hermanos, cuando su rol es ser el hijo. Eso tambi茅n afecta en la conducta y en el estado de 谩nimo鈥, manifiesta Moreira.

 

Leonila Arg眉ello, psic贸loga social y activista feminista del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, indica que involucrar a los hijos e hijas en conflictos sobre la pensi贸n alimenticia es una pr谩ctica com煤n en la cultura nicarag眉ense, especialmente cuando las separaciones no son amistosas, pero no es recomendable hacerlo debido a las afectaciones antes mencionadas.

 

鈥淯na de las cosas que desde la experiencia he visto y hemos atendido en el Colectivo de Mujeres es que ponen a las hijas y los hijos en medio. A ellos se les manda dici茅ndole聽 芦and谩 pedile a tu pap谩 que te mande para la comida, porque yo no s茅 qu茅 piensa禄 y cuando va el hijo o la hija, el pap谩 los humilla. Ese ir y venir es terrible, la gente adulta no entiende el da帽o que les hacen. El primer da帽o que hace es la humillaci贸n, yo me tengo que humillar para que mi pap谩 nos d茅 el dinero para poder comer, mi mam谩 me obliga a ir con rega帽os y mi pap谩 me recibe mal鈥, se帽ala Arg眉ello.

 

Padres evitan su obligaci贸n

Rebeca Godoy, de 20 a帽os, estudiante de cuarto a帽o de ingenier铆a electr贸nica, vivi贸 una situaci贸n similar. Si bien su pap谩 daba mensualmente 1,500 c贸rdobas cuando era adolescente gracias a una demanda interpuesta por su mam谩 en el 2012, cuando ocurr铆a alguna emergencia que incurriera en un gasto, prefer铆a arregl谩rselas con su mam谩 y con la ayuda de sus abuelos, antes que decirle a 茅l, ya que sent铆a que era 鈥渕olestarlo鈥 y si 茅l se involucraba era a rega帽adientes, explica.

Despu茅s de la demanda interpuesta se crearon conflictos entre su mam谩 y su pap谩, por lo que 茅l escrib铆a un recibo de todo lo que daba a Godoy, ya sea dinero, ropa o una salida a comer y se lo daba a su mam谩 para que lo firmara. Cuando Godoy cumpli贸 18 a帽os a帽os, su pap谩 se los daba a ella misma para que los firmara. No obstante, esto no dur贸 mucho porque poco a poco su pap谩 fue recortando el monto de la pensi贸n, despu茅s fue expandiendo el tiempo en que se lo daba, hasta que dej贸 de pasarle completamente dinero, a pesar que el C贸digo de Familia establece que el alimentista tiene el deber de dar la pensi贸n hasta que su hijo o hija tenga 21 a帽os a帽os si no tiene hijos y si tiene estudios provechosos, condiciones que Godoy cumpl铆a.

 

鈥淣o me dej贸 de dar (la pensi贸n) de forma abrupta, ni que 茅l me hubiera dicho 芦te voy a dejar de dar禄, sino que siempre tuve que estar rogando. Siempre le ten铆a que estar recordando que me pasara el dinero los primeros d铆as del mes y a m铆 no me gustaba estarle avisando. A inicios de 2020 茅l ya no me daba si yo no lo avisaba, o no me daba la cantidad exacta. Tal vez cuando nos mir谩bamos 茅l me daba algo, pero era menos frecuente鈥, expresa.

 

Para cubrir sus gastos personales y costear su propia educaci贸n, Godoy comenz贸 a trabajar de maestra en la Academia Profesional de Matem谩ticas-CCAP a los 19 a帽os. Sin embargo, durante las vacaciones en los primeros meses del a帽o, no recib铆a ingresos, y si le ped铆a 鈥渁yuda鈥 a su pap谩 para alg煤n gasto, este le dec铆a que solo lo buscaba por el dinero.

En contraste, su pap谩 s铆 manten铆a a sus otros dos hijos de otro matrimonio con quienes viv铆a y cubr铆a absolutamente todos sus gastos, a pesar que el mayor de ellos ya ten铆a la mayor铆a de edad de 18 a帽os. Seg煤n Godoy, la excusa de su pap谩 es que viv铆a con ellos, aunque no explicaba cu谩l era la diferencia.

Hace m谩s de dos a帽os que Godoy no recibe nada de su pap谩, sin embargo, se las arregla con su mam谩 para cubrir los gastos de la casa. Ella con su trabajo de maestra y su mam谩 con su trabajo de manualidades.

Sigue leyendo este Reporte Especial sobre聽Derecho de Familia.

+ posts