Un año después del asesinato del oficial Faber López a manos de la policía orteguista según denuncia de su madre Fátima Vivas, la dictadura de Daniel Ortega mantiene el teatro y la burla al realizar un Homenaje Póstumo para “12 miembros de la Policía Nacional asesinados por el terrorismo golpista que pretendió  arrebatar la seguridad, paz y tranquilidad de las familias”.

El medio digital de propaganda del régimen Barricada, informó que “los familiares, comisionados mayores y generales; jefes de direcciones específicas y órganos de apoyo, llevaron ofrendas florales al monumento ubicado en el Complejo Policial, Faustino Ruiz”.

“A un año queremos decirle a todos los familiares de caídos, que seguimos trabajando para defender la paz que hemos logrado, que la entrega de su vida, no fue en vano”, dijo el inspector Jaime Vanegas, aunque la madre de Faber López ha denunciado que su hijo fue ultimado por abandonar las filas policiales al oponerse a la represión.

Salió en mayo de 2018

Según Vivas, su hijo expresó su desacuerdo con la represión por parte de la policía, militares y para-policías contra el pueblo, pero además le comentó que las armas de fuego eran facilitadas por el Ejército.

“Lo dijo desde un inicio que Policía y Ejército trabajaban de la mano”, sostuvo Vivas. El Ejército de Nicaragua, aun con evidencias, ha negado estar involucrado en los hechos que dejan un saldo rojo de más de 300 asesinados.

La madre del oficial sostuvo para el medio digital Obrera de la Tecla que su hijo conocía de las aspiraciones del jefe de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP), Justo Pastor Urbina por llegar a ser nombrado subdirector de la Policía, y que estaba dispuesto a matar a quien fuera para conseguirlo.

También manejaba información de la supuesta deserción de unos 300 policías que habían abandonado las filas después que recibieron su último pago. Otros se encontraban detenidos en El Chipote porque no estaban de acuerdo en salir a reprimir al pueblo.

Una esposa falsa

En septiembre de 2018 la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, aun con las constantes denuncias de Fátima Vivas, realizó una condecoración para los policías caídos “frente al terrorismo golpista”, según el discurso oficial, en la que presentaron a Edith Valle como esposa de Faber López, cuando este no estaba casado.

La versión oficial indica que el policía Faber López Vivas “cayó en cumplimiento del deber” el ocho de julio de 2018 en el departamento de Carazo, cuando “restablecía el orden público, para liberar a pobladores y transportistas de Carga Internacional que se encontraban secuestrados por terroristas armados que mantenían tranques en estos municipios”.

En palabras de la dictadora Rosario Murillo en el acto se rindió homenaje “a los 12 hermanos policías, héroes de la seguridad y la paz que fueron vilmente asesinados por el golpismo criminal en el mes de julio del año pasado”.

+ posts

Periodista especializada en género y derechos humanos.
Es fundadora y directora de www.lalupa.press
Activista feminista en El blog de tu madre.