La alerta de tsunami en las costas de Nicaragua y El Salvador fue falsa. Los centros de monitoreo ambiental no detectaron ningún peligro semejante, informó la embajada de Estados Unidos en San Salvador y el presidente Nayib Bukele.
La voz de alarma fue dada desde la cuenta en Twitter de la embajada de Estados Unidos en el país vecino y replicada por el mismo Bukele.
“Un avión del Departamento de Defensa de los EE.UU. detectó un posible tsunami aproximadamente a 600 millas de la frontera entre El Salvador y Nicaragua. Las personas que se encuentren en esa área deben buscar terrenos más altos”, decía el aviso colgado en la cuenta oficial de la delegación diplomática.
Bukele pidió a la población en las costas movilizarse hacia zonas más altas, mientras se monitoreaba la situación.
Tiempo después, la embajada y el presidente Nayib Bukele anunciaron que los centros de monitoreo ambiental no habían detectado actividad de tsunami que amenazara a las poblaciones costeras de El Salvador y Nicaragua.
RETIRÓ LLAMADO A RESGUARDARSE
En un mensaje de Twitter Bukele informó el retiro de la alerta de alejarse de las costas y añadió que más vale prevenir que tener que lamentar.
Tras la advertencia inicial, algunos pobladores en el sur de México comenzaron a abandonar sus viviendas en una zona conocida como Puerto Madero, en el estado de Chiapas, informó la agencia Reuters.
En Nicaragua, se advertía que el supuesto tsunami se dirigía a las costas del departamento de Chinandega.
Sobre el aviso las autoridades nicaragüenses no se pronunciaron, pero la noticia generó alarma entre la población. Tampoco la Cruz Roja ni los Bomberos tuvieron información al respecto.

+ posts