La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reconoció este lunes a los periodistas nicaragüenses que participaron en la XV edición del premio a la Excelencia Periodismo de Investigación “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal” 2020, que otorga la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), mientras periodistas de todo el mundo reclamaron medidas urgentes para garantizar la libertad de expresión en Nicaragua.

A diferencia de otros años, la SIP hizo el reconocimiento a los periodistas nicaragüenses en solidaridad con la FVBCH, que se vio “obligada a clausurar” el pasado 5 de febrero por las “leyes monstruosas y aberrantes” aprobadas por el régimen como la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, señaló Cristiana Chamorro, exdirectora ejecutiva de la organización nicaragüense.

“Mientras haya un micrófono, una máquina de escribir, una plaza pública, vamos a seguir ejerciendo nuestra libertad y denunciando la corrupción y la represión a los derechos humanos, nos enseñó a decir Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”, destacó Chamorro en la apertura de la entrega de los premios.

Periodistas denuncian represión sistemática

Desde el inicio de la “Rebelión de Abril”, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejerce una represión sistemática contra las voces disidentes, particularmente contra los medios de comunicación que no tienen bajo su control, hasta llegar a la “confiscación de instalaciones donde operaban medios independientes”, denunciaron a través de una carta los periodistas de todo el mundo.

La carta firmada, entre otros, por los directores de la Fundación Gabo, Jaime Abello Banfi; María Teresa Ronderos, del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), y del Centro Knight de Periodismo de las Américas, Rosental Alves, así como por los cronistas Martín Caparrós y Leila Guerriero, fue dada a conocer este lunes cuando se conmemora en Nicaragua el Día Nacional del Periodista.

En la misiva, culpan al régimen de un asesinato, decenas de exilios forzados, torturas y la ocupación de medios.

Pedimos a los gobiernos democráticos del mundo que exhorten y presionen al presidente Daniel Ortega para que cese de inmediato su política represiva contra los medios y los periodistas independientes”, exigen los periodistas de todo el mundo.

Además, demandan al régimen que permita el ingreso al país de los organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, los relatores para la Libertad de Expresión de la OEA y de la ONU, Human Rights Watch y Amnistía Internacional, para que puedan investigar en terreno las “violaciones a los derechos humanos y la situación de acoso y asfixia que padecen medios y periodistas nicaragüenses”.

Las y los periodistas siguen siendo blanco del régimen. Foto: La Lupa / O. Navarrete

Por otro lado, los firmantes de la carta invitaron al resto de colegas periodistas y a los medios del continente americano, a “retomar como tema importante para sus agendas informativas la crisis de derechos humanos y el futuro de Nicaragua”.

“En estos días en los que la democracia cruje en muchos países del continente y el mundo, nos proponemos no dejar solos a los periodistas nicaragüenses, en un momento crítico de su valiente historia de denuncias contra la represión en su país”, manifiestan en su escrito.

Recuento de casos

En la carta hacen un recuento de los ataques que han sufrido las y los periodistas en el país que van desde, las agresiones físicas, robos de equipos, amenazas, espionaje e intimidación contra los reporteros en las coberturas noticiosas, por parte de policías y paramilitares.

Por otro lado, recordaron el bloqueo aduanero contra el diario La Prensa y otros medios durante 500 días, para impedirles acceso a papel e insumos, el asalto armado, robo y ocupación policial de las redacciones de Confidencial y 100% Noticias en diciembre 2018, el juicio político y el encarcelamiento de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, entre otro.

La premiación

En ese contexto, la SIP premió este lunes a las y los periodistas nicaragüenses que participaron en la XV edición de los premios Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.

Patricia Campos Mello, reportera del Folha de Sao Paulo en Brasil; Víctor Amaya, editor del portal Tal Cual, de Venezuela; y Glenda Girón, editora de La Prensa Gráfica, en El Salvador, conformaron el jurado calificador de los artículos que participaron en el concurso.

Los periodistas Maynor Eliezer Salazar, Néstor Arce, Carlos Herrera, Ricardo Arce y Tony Centeno, de Divergentes, con el reportaje “Fidel Moreno, el hombre de confianza del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y su red de millonarios empresarios que construyeron cientos de obras en la Alcaldía de Managua durante 2016 y 2018”, obtuvieron el reconocimiento en la categoría Gobernanza y Transparencia Pública.

Por otro lado, Ramón Villarreal y su colega Lésber Quintero, de Despacho 505, fueron galardonados en la categoría Gestión Municipal con el trabajo “Cárdenas, un municipio sediento desde hace 20 años”.

José Denis Cruz, María Haydée Brenes y Adriana Gutiérrez, también de Despacho 505, recibieron el premio en la categoría Sistema de Salud, con el especial “Cuando los riñones fallan”, un reporte que denuncia las dificultades y el drama de las personas con insuficiencia renal crónica.

Despacho 505 obtuvo otro reconocimiento en la categoría de Género en la que fueron premiados Edith Pineda, José Dennis Cruz, Uriel Velásquez y María Haydée Brenes, con el trabajo “Las niñas cuentan”.

Keyling Romero, Franklin Villavicencio y Juan García, de la Revista Niú, quienes participaron con la investigación “Los universitarios expulsados por la dictadura de Daniel Ortega”, fueron galardonado en la categoría Sistema Educativo.

Y en Medio Ambiente, el periodista Wilfredo Miranda, de Divergentes, fue el ganador con el trabajo “La montaña iba adelante, nada sobrevivió”.

El jurado reconoció a la periodista Leslie Ramos, de Divergentes, con una distinción en la categoría Derechos Humanos con el podcast “A mí me violaron en una cárcel”.

De igual manera las periodistas del diario La Prensa, Mabel Calero, Cinthya Tórrez y Wendy Álvarez, por el trabajo “El Minsa y las medias verdades de Ortega”.

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de la Libertad de Prensa e Información de la SIP, finalizó la ceremonia virtual del premio reconociendo que estos trabajos constituyen una muestra de que “nada ni nadie puede silenciar a un periodismo dispuesto a denunciar al poder” en Nicaragua.

+ posts

Periodista con 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita.
Graduada en Filología y Comunicación en la UNAN-Managua. Productora y presentadora del programa de corte agropecuario: AGROTV (2015). Desde 2019 escribe para medios de comunicación digitales que surgieron a raíz de la Rebelión de Abril en Nicaragua.