Publicidad

Tres de los precandidatos a la Presidencia que compartieron sus opiniones en “Nicaragua Debate” sobre temas como la violencia, el aborto y la diversidad sexual demostraron “ignorancia” a ciertas situaciones que tienen que ver con una “lucha histórica”, valoran mujeres feministas.

Al referirse al tema del aborto, los tres dirigentes opositores se declararon “provida” y coincidieron que son situaciones que deben debatirse cuando se restablezca la democracia en Nicaragua.

Juan Sebastián Chamorro, representante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), durante su intervención declaró que este tipo de problemas, “tienen que pasar a una discusión cuando esté establecida una democracia más madura, por lo complicado del tema”.

PUBLICIDAD

Para Juanita Jiménez del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), los derechos de las mujeres deben de discutirse en el ámbito de la democracia, pero en un país como Nicaragua las “grandes demandas históricas de las mujeres no pueden estar ausente de las propuestas electorales”.

“Cuando se habla de provida se asocia a fuerzas fundamentalistas que en el mundo han batallado contra el avance de los derechos de las mujeres y eso es peligroso, después de todo lo que hemos vivido y que queremos realmente un sistema democrático más garantista y sólido”, mencionó Jiménez.

Según Jiménez, en los temas vinculados con las defensas del movimiento feminista si los aspirantes a la silla presidencial no muestran claridad en el tipo de democracia que quieren construir para los nicaragüenses, realmente genera “incertidumbre” para el feminismo.

Publicidad

“El ser defensora y promotoras de derechos para las mujeres, también ha significado mucha represión”, señaló Jiménez.

Lo sacan de sus agendas

Por más de una hora, los opositores al régimen debatieron en “Nicaragua Debate”, una iniciativa producida en conjunto por las plataformas digitales 100% Noticias, Despacho 505, Nicaragua Actual y La Lupa.

La activista feminista, Marta María Blandón, lamentó la declaración “sin matices” que hicieron los tres precandidatos al declararse provida en un tema que es “muy controversial y complicado” como el del aborto.

“Mostraron que no conocen casi nada en materia de derechos humanos, debieron haber dicho que, efectivamente, hay mujeres que se mueren y que se han muerto en Nicaragua por la penalización total del aborto”, manifestó Blandón.

En Nicaragua el aborto, considerado un problema de salud pública por las organizaciones feministas, se encuentra entre las primeras causas de muertes maternas.

El 26 de octubre de 2006, la Asamblea Nacional derogó el artículo 165 del Código Penal que por 169 años garantizó el derecho al aborto terapéutico en Nicaragua.

Desde entonces, se desconoce el número de mujeres que abortan en condiciones inseguras, tampoco se cuenta con información oficial sobre el número de mujeres que mueren cada año por esta causa.

“Lo que yo creo es que (los candidatos) no saben nada, efectivamente, en Nicaragua se penalizó totalmente el aborto, y hay por lo menos 37 recomendaciones de órganos de derechos humanos que dicen al Gobierno de Nicaragua revisar esa legislación”, señaló Blandón.

El representante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Félix Maradiaga, aseveró que el problema fundamental de los nicaragüenses es la “dictadura”  y que desde la oposición buscan el restablecimiento de las garantías que el régimen ha conculcado y que este tema se debe discutir en otro momento.

“No es un tema que se abordará para nada en la agenda de la UNAB en los próximos años”, refirió Maradiaga

Hay que educarlos

Según Blandón, las defensoras de derechos de las mujeres tienen un largo camino por recorrer para “educar” a los precandidatos, para que no se pronuncien basados en “dogmas de fe y declaraciones cliché de soy provida”.

Históricamente, el aborto es un tema que en los países de la región latinoamericana, se ha utilizado para debatir en momentos electorales, afirmó Blandón.

Aunque la activista feminista cree que no era el momento para abordar el asunto en un primer ejercicio de debate, no deja de sorprenderle que los candidatos “mostraron una absoluta ignorancia sobre el tema y la realidad que viven las mujeres y las niñas que se enfrentan a embarazos impuestos”.

“Lamento mucho que ninguno de los candidatos mostró ninguna sensibilidad hacia la realidad que viven miles de niñas y mujeres que se enfrentan a un embarazo impuesto por violación, un embarazo que pone en riesgo su vida (…) Lamento mucho que se hayan aplazados en una materia tan importante”, dijo Blandón.

En este contexto, la activista feminista, Arlen Centeno, considera que candidatos como Miguel Mora, quien se declaró “provida y defensor de la familia como el núcleo esencial de la sociedad”, antepone sus creencias religiosas en contra del derecho de decidir de las mujeres.

“Está muy marcado por sus creencias religiosas, de hecho todo su discurso, y él está en todo su derecho, pero nosotras también como feministas y activistas de derechos humanos y políticos, tenemos una apuesta por un Estado laico”, señaló Centeno.

No son temas para después

En el tema de la violencia contra la mujer, los tres candidatos ofrecieron soluciones al respecto. En el año 2020, según la organización Católicas por el Derecho a Decidir, ocurrieron 71 femicidios y en lo que va de 2021 se reportan cinco casos.

La postergación de estos temas es muestra de una “visión retrograda”, señaló Centeno.

“Los derechos de las mujeres, de la diversidad sexual y de los pueblos indígenas y demás, siguen siendo derechos humanos no son para después, queremos derechos para poder vivir con plenitud y dignidad, por tanto no son temas para después, porque la vida está ocurriendo ahora a pesar de la dictadura y la pandemia”, mencionó Centeno.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí