El Ministerio de Salud (Minsa), en su reporte semanal informó este jueves que en la semana correspondiente del 27 de octubre al 03 de noviembre se presentaron 77 casos positivos por COVID-19 y una muerte por la misma causa, lo que demuestra que persiste el deseo del régimen sandinista por hacer creer una aparente disminución de la pandemia en Nicaragua.

Los últimos reportes del Minsa, desde finales de septiembre muestran una baja consecutiva y la persistencia de reportar únicamente una muerte semanal. Sin embargo, esta muerte siempre es acompañada de “otros fallecimientos en personas que han estado en seguimiento, debido a Tromboembolismo Pulmonar, Diabetes Mellitus, Infarto Agudo de Miocardio, Crisis Hipertensivas y Neumonías Bacterianas”. Sin embargo, siguen sin detallar la cantidad de personas fallecidas por estas “comorbilidades”.

Desde la llegada de la pandemia, Nicaragua acumula un total de 5,591 casos positivos por coronavirus y 157 muertes.

Otra de las acciones que ha hecho consecutiva el régimen es el no brindar los informes de manera mediática, sino ser reportados únicamente por sus medios oficialistas. Estas últimas semanas han sido emitidos como comunicado y ni siquiera son ya leídos por la ministra de salud, Martha Reyes, como antes.

A su vez el Minsa agrega a cada reporte su total de recuperados, “hasta la fecha hemos logrado la recuperación de 4,246 nicaragüenses”, sin presentar en sus reportes el total de casos que acumula el país hasta la fecha, desde la llegada del virus a mitad del mes de marzo de este año, contrario al independiente Observatorio Ciudadano, que semana a semana reporta una totalidad contable desde inicios de la pandemia en Nicaragua.

Eta podría impactar crisis de COVID-19 en Nicaragua

Esta mañana la Organización Panamericana de la Salud (OPS), alertó que los daños que el huracán Eta que de categoría 4 fue degradado a depresión tropical, dejó en Centroamérica, podrían provocar un «impacto directo» en los casos de contagios de COVID-19 en Nicaragua.

La OPS señaló que este impacto sería visible particularmente los sitios utilizados como refugios, incluso aquellas zonas donde persiste una aglomeración de personas. Además agregan advirtieron que estos pacientes “requieren atención urgente”.

El director de emergencias en salud de la OPS, Ciro Ugarte,  insistió que el último reporte de la OPS, actualizado hasta este miércoles 4 de noviembre, indicaba que Centroamérica se reportaban dos muertos en Nicaragua, uno en Honduras y uno en El Salvador y alertó que “seguramente el número de fallecidos va a aumentar”.

Para Ugarte la situación aumentará debido a que los afectaciones que provocan los huracanes “no solo son, como saben ustedes, los vientos fuertes que dañan infraestructuras, sino también las lluvias que dañan el acceso y que inundan y afectan establecimientos de salud. Hay varias tormentas tropicales que han afectado al Caribe, pero este huracán que llegó a tener categoría máxima, es uno de los huracanes que está afectando Centroamérica, en momentos que también están enfrentando la Covid-19”.

+ posts