Los medios de comunicación al servicio de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo anunciaron la supuesta fabricación de una “vacuna” contra el coronavirus, en referencia al antiviral Interferón Alfa 2B, medicamento que se ha utilizado para tratar a personas contagiadas por el coronavirus, pero que NO ES CIERTO que sea una vacuna que cure el COVID_19.

El Interferon Alfa 2B se trata de un antiviral que ya se utilizaba antes del brote para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, así como para tratar la Hepatitis B y C, las generadas por el VIH y el virus del papiloma humano.

Entre las propuestas para tratar el nuevo coronavirus, el primer producto de acción antiviral que se recomienda es el Interferón, pero dentro de una treintena de opciones siendo el Interferón un producto terapéutico, no es una vacuna. Se aplica mediante nebulización o pulverización.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido que “no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”. Incluso ha llegado a señalar que aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad.

También puedes leer: Una nica en España que se recupera del Covid-19 cuenta lo vivido

Y aunque hay varios países en busqueda de la cura, ha advertido que no estará lista en al menos un año, ya que hay muchos estudios posteriores que deben hacerse. Los pacientes están siendo tratados a lo largo del mundo con diferentes medicamentos y terapias, pero hasta el momento ningún país tiene una cura.

OTROS FÁRMACOS UTILIZADOS

Al menos 23 ensayos clínicos estan proponiendo la cloroquina e hidroxicloroquina como tratamiento terapéutico antiviral eficaz contra el COVID-19.

En China, su uso en forma de comprimidos, está mostrando resultados favorables en los humanos infectados con el coronavirus. Esto incluye un tiempo de recuperación más rápido y una estancia hospitalaria más corta. Investigaciones previas en el Center for Disease Control (CDC) de Estados Unidos apuntan a que la cloroquina tendría un gran potencial como medida preventiva contra el coronavirus en el laboratorio.

interferon alfa 2b

“La hidroxicloroquina es una droga para la malaria, que se usa también para una artritis muy seria, que es muy poderosa y está allí desde hace tiempo, así que sabemos que si las cosas no salen como lo planeamos no va a matar a nadie. Con una droga nueva eso no se sabe. Esta droga ha demostrado resultados muy alentadores. Vamos a hacer que esté disponible casi de inmediato”, anunció el presidente Donald Trump este miércoles.

Si te interesa: Rosario Murillo manda a visitar a un millón de familias, pese a presencia del COVID-19

En España, segundo país de Europa más afectado por el COVID-19, también se han iniciado dos ensayos clínicos, uno de ellos en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), que utiliza la hidroxicloroquina para acortar el tiempo en que un positivo infecta y así frenar los contagios de una forma sencilla y asequible.

La cloroquina fue descubierta en 1934 por el científico italoalemán Hans Andersag. Está en la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud, que incluye a las medicinas más seguras y efectivas que se necesitan en un sistema de salud. Es utilizado esencialmente para prevenir y tratar la malaria y, ocasionalmente, se utiliza para la amebiasis que se produce fuera de los intestinos, la artritis reumatoide y el lupus eritematoso.

+ posts